Descripción de la Aplicación

Industria General

Si no encuentra la aplicación en la lista siguiente, seleccione “Sector genérico”. Se seleccionará un interruptor que proporcione un rendimiento óptimo en cuanto a precisión, generación de alarmas y fiabilidad para aplicaciones industriales como parte de las cuales sea preciso tratar medios neutros, como agua, aceite, aire o vapor.

Generadores Hidráulicos de potencia

Los grupos de potencia hidráulica son dispositivos independientes, a diferencia de las fuentes de alimentación integradas en las máquinas hidráulicas. Algunos grupos de potencia son grandes equipos estacionarios; otros son más portátiles. Poseen un depósito hidráulico que alberga el fluido, reguladores que permiten al usuario controlar la presión que el grupo de potencia entrega a una válvula, líneas de suministro de presión y alivio, una bomba y un motor que transmite energía a la bomba. La presión se controla por medio de un interruptor o un sensor.

Bomba de Agua

Las bombas se usan para llevar agua de un lugar a otro. En algunos casos, el principal objetivo no es más que desplazar el agua; en otros, las bombas se usan para acumular presión. En este último caso, los interruptores de presión o sensores permiten poner en marcha la bomba cuando la presión del sistema cae por debajo de un valor predefinido. Cuando el conjunto está formado por más de una bomba, los interruptores pueden poner en marcha la bomba siguiente si los requisitos de agua del sistema aumentan. También pueden detener la bomba si detectan que no hay presión en la línea de aspiración para protegerla frente al funcionamiento en seco.

Hydroforo/ Tanque de presión

Dado que es poco frecuente que los pozos presenten presión positiva, suele ser preciso usar equipos que permitan extraer el agua. Los sistemas para pozos suelen componerse del pozo en sí, una bomba, un interruptor de presión que permite activar la bomba automáticamente y un tanque de presión. La bomba transfiere el agua desde el pozo hasta el tanque de presión, donde permanece almacenada temporalmente hasta que su uso es necesario en el hogar que se abastece de ella. Existen tres tipos de tanques de presión: aquellos que cuentan con una cámara de aire, aquellos en los que una lámina separa el agua del aire interior, y aquellos que no cuentan con cámara ni lámina alguna. El tanque de presión proporciona acceso inmediato al agua del pozo sin necesidad de poner en marcha la bomba manualmente. El trabajo conjunto del tanque de presión y el interruptor de presión permite a la bomba ponerse en marcha automática e intermitentemente (funcionando, de este modo, sólo cuando es necesario). Ello contribuye a reducir el tiempo de funcionamiento de la bomba y, en último término, a prolongar su vida útil.

Booster

Los sistemas de bombas tipo “booster” son necesarios en aquellos casos en los que el suministro principal de agua no permite alcanzar la altura suficiente o satisfacer la demanda total de caudal. La finalidad de la aplicación es mantener constante la presión del agua, aún cuando la demanda sufra cambios a lo largo del día. Se requiere un interruptor para controlar la presión.

Sistemas de Riego

Existen distintas técnicas de irrigación caracterizadas por el modo en que el agua obtenida de la fuente se distribuye por el área irrigada. En general, el objetivo es irrigar el área uniformemente, de modo que cada planta reciba la cantidad de agua que necesita; ni más, ni menos. Los diferentes tipos de sistemas de irrigación que existen son los siguientes: por goteo, por aspersión, de pivote central, de desplazamiento lateral y de subirrigación. El interruptor de presión controla la presión del agua.

Compresor de aire (interruptor monofásico)

El sector industrial de los compresores de aire cubre una amplia gama de equipos: desde pequeñas unidades destinadas a usos médicos y dentales, hasta grandes compresores industriales que desarrollan potencias de varios kilovatios. Las unidades pequeñas son autocontenidas y su funcionamiento tiene lugar íntegramente in situ. Las unidades más grandes pueden ser centralizadas (para cumplir, por ejemplo, diferentes misiones en una fábrica) o autocontenidas (abasteciendo así a un equipo concreto). Desde el punto de vista de la seguridad, se requiere un interruptor de presión para controlar la presión del sistema. En esta sección se ofrecen interruptores de 1 etapa.

Compresor de aire (interruptor trifásico)

El sector industrial de los compresores de aire cubre una amplia gama de equipos: desde pequeñas unidades destinadas a usos médicos y dentales, hasta grandes compresores industriales que desarrollan potencias de varios kilovatios. Las unidades pequeñas son autocontenidas y su funcionamiento tiene lugar íntegramente in situ. Las unidades más grandes pueden ser centralizadas (para cumplir, por ejemplo, diferentes misiones en una fábrica) o autocontenidas (abasteciendo así a un equipo concreto). Desde el punto de vista de la seguridad, se requiere un interruptor de presión para controlar la presión del sistema. En esta sección se ofrecen interruptores de 3 etapas.

Calderas de Vapor

Una caldera (o generador de vapor) es un dispositivo que se usa para crear vapor aplicando energía calorífica al agua. Aunque existe cierta flexibilidad en cuanto a su denominación, podría decirse que los generadores de vapor más antiguos se conocen como calderas y generan presiones bajas y medias (1-300 psi/0,069-20,684 bar; 6.895-2.068.427 kPa); cuando las presiones generadas son mayores, es más común hablar de generadores de vapor. Una caldera o generador de vapor se usa allí donde se requiere una fuente de vapor. Su forma y tamaño dependen de la aplicación: las máquinas de vapor, como las locomotoras a vapor, los motores portátiles y los vehículos de carretera que funcionan a vapor, emplean una caldera de pequeño tamaño que suele formar parte integral del vehículo; las máquinas de vapor estacionarias, los sistemas industriales y las centrales eléctricas cuentan, normalmente, con instalaciones independientes destinadas específicamente a la generación de vapor, conectadas al punto de uso por medio de tuberías. El uso de un interruptor de presión garantiza el funcionamiento preciso de las instalaciones y proporciona funciones fiables de alarma y seguridad.

Sala de Calderas

En salas de calderas, la monitorización precisa de las instalaciones de vapor/agua caliente, los intercambiadores de calor y los equipos de tratamiento de aguas de suministro posee una importancia crítica. Los controles de presión de Danfoss permiten controlar tales componentes con fiabilidad y cuentan con funciones de regulación de gran precisión.

Calefacción de distrito

Las subestaciones de calefacción de distrito requieren de funciones automáticas de control de la presión y la temperatura del agua para garantizar la prestación fiable e ininterrumpida de servicios de calefacción de distrito.

Naval

Cuando hablamos del mar, lo primero en lo que pensamos es en un barco. Un barco incorpora la mayoría de las aplicaciones que se usan en tierra, concentradas en un espacio limitado. Son aplicaciones tan diversas como el tratamiento de aguas residuales o la gestión de los gases de escape. Aunque Danfoss fabrica productos aptos para la mayoría de tales aplicaciones, nos concentraremos en aquellos equipos relacionados directa o indirectamente con la sala de máquinas y el sistema de propulsión. En aplicaciones marinas, los interruptores forman parte con frecuencia de motores, sistemas de propulsión, compresores de aire, calderas, sistemas de tratamiento de combustible, separadores de aceite, incineradores, impulsores y grupos de potencia.

Cerrado